¿Cómo escoger el mejor tratamiento para el acufeno pulsátil?

¿Cómo escoger el mejor tratamiento para el acúfeno pulsátil_El acufeno neurosensorial, es una enfermedad, que se presenta por la percepción de los zumbidos, ruidos, y silbido. La diferencia entre el acufeno neurosensorial y el acufeno pulsátil es que se puede manifestar un ritmo regular que se modifica por los movimientos y los cambios de la posición en el que se encuentra la persona.

Estos factores, se caracterizan por sonidos que no necesariamente son provenientes del oído, por lo que se consideran sonidos somáticos, generados por la articulación temporomandibular, la trompa de Eustaquio patulosa, las pulsaciones intracraneales, los músculos del oído o palatinos, los soplos vasculares y la dehiscencia de canales semicirculares superiores.

Métodos y pacientes

Revisando la fichas de cada paciente consultado en el Departamento de Otolaringología de una universidad en Estados Unidos, por un acufeno pulsátil, llegaron a ser excluidos los que presentaron quemodetocmas (timpánicos o yugulares) o los que no se realizaron los estudios recomendados por especialistas.

Sometidos a una prueba neurológica y física, así como a una anamnesis. Si los síntomas concuerdan con el latido cardíaco combinado con el esfuerzo, se llego a la sospecha de una etiología vascular. En los casos que se detectaron los sonidos somáticos, se produjeron cambios en la posición de la cabeza y cuello, para estudiar si esto es lo que afecta los sonidos percatados; por otro lado se comprimieron los lados del cuellos para ocluir el flujo venoso yugular.

Resultados de los métodos

En la evaluación de 54 adultos que fueron diagnosticados con acufeno pulsátil, entre un porcentaje de 22 a 70% fueron mujeres de entre 65 años. Las alteraciones de los conductos cerebrales se presentaron en un 43%, en cuanto a la asimetría del sistema yugular, solamente se diagnosticaron 2 casos, lo que representa un 4%, los cuales fueron: un paciente con dehiscencia de canales semicirculares superiores y otro con hipertensión intracraneal benigna.

Por otro lado, en muchos de los pacientes no se pudo llegar a un diagnóstico exacto, ya que presentaban una sintomatología causada por otros motivos, los cuales no correspondían a los que ya se habían estudiado, entre esos mismos pacientes se encontraron menores de edad que no se les diagnostico.

Hipótesis

Muchas de las causas estudiadas pueden llegar a provocar acufeno pulsátil, como por ejemplo la hipoacusia del oído medio y trastornos vasculares. Es por esto que los especialistas, deben seguir un estudio sistematizado al momento de evaluar a los pacientes.

Los mismos especialistas, han recomendado el hacerse una prueba física para que se pueda seleccionar el estudio adecuado al que se debe proceder, en dado caso que el paciente presente percepción de la propia voz retumbando en el oído o ambos, se refiere que hay una discrepancia con la trompa de Eustaquio, pues el problema está en que se produce un sonido respiratorio, si este es el caso, hay que llevar a cabo una endoscopia nasal.

El acufeno pulsátil, también es causado por la obesidad se puede sospechar de la hipertensión intracraneal benigna, pues tienen mucha relación, en este caso habría que darse una resonancia magnética, además de un estudio adecuado de los ojos para descartar cualquier posible tumor.

Otro diagnóstico relevante puede ser la presión alta, que es registrada por tener más de 200 mm H2O. Aunque esta fue menos percibida en los estudios realizados, pero no es de menor importancia.

Ante un paciente con soplo vascular, es necesario diferenciar las causantes. Se recomienda que se comprima los lados de cuello, ejerciendo cierta presión para que se colapse el sistema venoso, los pacientes jóvenes con acufeno pulsátil, como los menores de edad hay que ejercer aún más presión para que se colapse el sistema arterial. Si esto la sintomatología llega a disminuir o desaparecer, se puede presumir de una etiología venosa. En estos casos, hay que realizar estudios del hueso temporal.

Según los estudios, para cada padecimiento, hay diferentes tipos de diagnóstico y resolución, y aun más cuando los pacientes han sido operados, pero es necesario que se realicen estudios habituales para descartar la posibilidad de una malformación o una posible fisura arteriovenosa.

Se descarta la resonancia magnética en los pacientes con acufeno pulsátil, para realizar una ATC (Artroplastia total de cadera) la cual consiste en sustituir por una prótesis, las articulaciones de la cadera, ya que esto permite que exista un mejor detalle del hueso temporal y malformaciones.

Aunque en muchos de los casos no se llega a diagnosticar el por qué de este padecimiento, si es necesario descartar todas las posibilidades.

Conclusión

Aunque el acufeno pulsátil, puede estar relacionado con varios padecimientos que lo generan, así como causantes de diversas etiologías, así como presentarse a cualquier edad, no se puede sólo utilizar un único método para diagnosticarlo, sino que es preciso llevar ciertos estudios, así como una prueba física certera para asegurarse de la causante principal.