Ruido en los oidos: deportes que pueden causarlos y sus etapas

Deportes que pueden causar AcúfenosLos ruidos en los oídos son sonidos que las personas detectan sin tener una fuente dada.

Las causas del ruido en los oídos son diversas, pero los golpes en la cabeza son las más comunes, ya que en la vida hacemos diversas actividades que nos hacen tener golpes en la frente.

Estos son deportes que pueden hacer que nazcan esos sonidos tan desesperantes.

Deportes de riesgo

Natación:

El agua en nuestros oídos es una de las causas más comunes ruido en los oídos, ya que como agente extraño puede infectar el área.Si somos de las personas que les encantan la natación, tendrás un doble factor: El agua que se introduce y los posibles golpes que tendremos te afectarán.Como una recomendación especial, usa tapones profesionales.

Deportes de contacto:

Esta sección abarca todos los deportes de contacto, como box, karate, artes marciales mixtas, etc. Obviamente es fácil deducir porqué crea algunos sonidos indeseados, así que si eres amateur, es recomendable utilizar casco o alguna protección bucal.

Paracaidismo:

Quizá no exista algún golpe en este deporte (si lo hay,es por el tráfico circundante), pero el paracaidismo tendrá el mismo efecto que cuando vamos a un concierto: Todo el ruido lo detectarán nuestros oídos, por lo que una noche o semanas después detectaremos los problemas dados.

Fútbol Americano:

Este es el deporte  el que más ruidos en el oído provoca. Aunque los jugadores tengan diversas protecciones, los golpes y las tacleadas, sobretodo en la cabeza, provocan esos sonidos después del partido; aunque existen casos de jugadores profesionales que sufren ruidos en el oído en pleno desarrollo de la actividad.
SI persisten las molestias, acude con el doctor. Un ruido de oído es normal en cualquier deporte.

 

¿Cómo evoluciona un ruido en el oído?

Como evoluciona un acúfeno

 

Evolución media

Pueden ser casos extraordinarios, pero la mayoría de los ruidos en en los oídos evolucionan de manera parecida. es recomendable leer para que te fijes en qué etapa va tu enfermedad, para que vayas con el médico y te evalúe antes de que se haga demasiado tarde.

Etapa 1: En esta primera etapa, percibirás algunos ruidos en el oído, que no le darás importancia porque son muy débiles y casi imperceptibles. Su tiempo de aparición es muy amplio, por lo que puedes estar semanas sin algún caso.

Etapa 2: Es la etapa del reconocimiento. Aunque siguen sin ser frecuentes, los ruidos en el oído se hacen perceptibles gracias a su mediana intensidad. Ya te comenzarás a preguntar qué pasa contigo, y por lo regular ya buscas información en internet.

Etapa 3: Aquí, la intensidad no varía mucho de la etapa 2, pero comenzarás a percibir movimiento interno involuntario, como cuando salta un músculo o un vaso sanguíneo se ve afectado.

Etapa 4: Los sonidos comienzas a ser muy fuertes, y cada vez más frecuentes. Por lo regular son acompañados por mareos y vértigos, y a partir de aquí ya se comienza a pensar en ir a un doctor.

Etapa 5: Sonidos intolerables. Ya se comienza a verse afectada tu vida. No dormirás, no podrás mantener una conversación y no podrás salir a ningún lado. Comienzan las depresiones y los intentos de solución rápida.