Tinnitus o acufeno pulsátil: causas y señales de advertencia

Tinnitus o acúfeno PulsatilAhora toca el turno de definir a los acúfenos por el sonido que provocan, ya que este problema puede presentarse en modo de siseo, golpes, zumbidos, sonidos rectos y seguidos, etc.

Pulsatil y desesperante

En esta ocasión te quiero mostrar todo acerca del AcúfenoPulsatil. El Tinnitus pulsatil es aquel que, como su nombre lo indica, se presenta en forma de pulsaciones, golpes rítmicos de acuerdo al corazón o, en casos más extremos, en silbidos. También es llamado como Acúfenos vasculares, ya que su origen está en el aparato cardiovascular.

No es muy común, ya que de acuerdo con investigaciones, estas pulsaciones sólo las presentan alrededor del 4 por ciento de las personas que sufren de Acúfenos o Tinnitus. Lo malo es que las consecuencias son más graves, ya que puede ser el indicio de alguna enfermedad del corazón o alguna anomalía en nuestro torrente sanguíneo.

Se puede detectar fácilmente: Si los sonidos raros que escuchas son rítmicos y de acuerdo a las pulsaciones de tu corazón, quiere decir que sufres Acúfenos Pulsátiles. Para corroborar esto, se recomienda que visites a tu doctor lo antes posible.

Si ya te has dado cuenta que sufres estás pulsaciones y con el tiempo incrementan de intensidad, puede ser un indicio de que tienes hipertensión arterial. Nuevamente, te recomiendo que te hagas los exámenes correspondientes y no dejes que tu salud esté a manos de la suerte. Los acúfenos Pulsátiles son de los más peligrosos que existen.

¿Qué causa un Acúfeno Pulsátil?

El acufeno o Tinnitus Pulsátil es de lo más peligroso que existe, ya que está asociado con tu sistema cardiovascular y tu torrente sanguíneo. Detectas fácilmente un acufeno Pulsátil: son sonidos o pequeños golpes rítmicos, generalmente siguen la misma tónica que los latidos de tu corazón, así que es fácil detectarlo.

Qué causa un tinnitus o acúfeno Pulsátil

Problemas serios

Antes de comenzar, quiero decirte que, si presentas los sonidos rítmicos, corras con tu doctor inmediatamente. Los padecimientos que lo provocan son muy malos, y a continuación te mencionaré cuales son:

Hipertensión:

Las personas con Hipertensión sufren, generalmente, Acúfenos o Tinnitus pulsátiles. Si se detecta la enfermedad a tiempo, puede ser tratada con pastillas de diversos tipos; los sonidos rítmicos desaparecerán en un tiempo determinado (si se está tratando).

Aterosclerosis:

SI eres de las personas que no cuidan su alimentación, tus venas pueden tener acumulación de grasa o colesterol. Cuando las arterias ya están hinchadas, puede presentarse una turbulencia en el flujo de la sangre, provocando reacciones de diversas índoles, como los Acúfenos Pulsátiles.

Hum Venosa: Este padecimiento se presenta en personas anémicas, mujeres embarazadas y personas con problemas de tiroides. Se aumenta el flujo sanguíneo, y por esa razón se forman sonidos pulsantes. Mejora con el tratamiento o después del parto.

Tumor de Glomus:

Aunque es muy difícil que se presente, el tumor de Glomus es aquel que aparece en el sistema vascular, precisamente debajo del oído o dentro de él. Si se detecta a tiempo, con una pequeña cirugía se eliminarán los problemas.

Malformación arterial auditiva:

Es el padecimiento más raro de la lista. Se presentarán Acúfenos Pulsátiles cuando las arterias de nuestro oído presentan malformaciones.

 Otras variantes del acufeno o tinnitus

Esta afección o padecimiento tiene 2 tipos, 2 caras de la misma moneda que se clasifican de acuerdo a la intensidad de los golpes y a la duración o evolución. Aquí los nombres y la información correspondiente:

Variantes de los acúfenos

Tipo periférico:

Este tipo de acúfeno, por lo regular, es un poco más débil que los normales. Se necesitan semanas o algunos meses para evolucionar, y usualmente desaparecerán con el tiempo o con el tratamiento adecuado. Como su nombre lo indica, van evolucionando periódicamente.

Tipo Crónico o central:

Aquí ya estamos hablando de una enfermedad, como su nombre lo indica, crónica. Se necesitan meses o años para evolucionar, y el paciente comienza con un pequeño ruido que después se convierte en un verdadero problema a futuro. En los primeros meses, se pueden corregir con tratamientos.

Provocado:

Es fácil definir esto: Un acúfeno, como el nombre lo indica, aparece de un día para otro, por lo regular cuando el paciente se golpeó.